¿En qué se puede invertir dinero en 2019?

Esto es lo que casi todos quieren saber cuando deciden empezar a invertir y para poder descubrir la respuesta, hay algunas cuantas claves. Lo más importante que tienes que tener en cuenta es que toda inversión tiene riesgos, puede que sea en un nivel más alto o más bajo, pero el riesgo siempre va a estar ahí.

Por eso, a la hora de poner a nuestro dinero a trabajar por nosotros es recomendable “no poner todos los huevos en la misma canasta”. Puede que suene ridículo usar esta expresión, aunque es la más certera. Si apostamos por un único emprendimiento, una única empresa, un único proyecto, el riesgo es mucho mayor porque de resultar mal el negocio, todo nuestro capital se pierde o disminuye drásticamente. Tomando en cuenta esta recomendación, hoy te voy a contar sobre los Fondos de Inversión y la Bolsa de Valores, y dentro de ésta última, específicamente de las Acciones.

Invertir en acciones

Si bien el invertir en acciones es una de las inversiones con mayor riesgo asociado, debido a la naturaleza de la propia Bolsa de Valores, también es de las actividades que resultan más rentables.

Es así como los expertos en finanzas recomiendan que, si vamos a invertir en acciones, seamos astutos y diversifiquemos nuestro portfolio. Si se diversifica el portfolio de manera inteligente, por ejemplo, invirtiendo en dos productos que se complementen, los riesgos se minimizan considerablemente. Si dedicamos la mitad de nuestras acciones a una empresa de piscinas y la otra mitad a una de instalación de calefacción central, sabemos que en los períodos que una de las dos empresas genera menores resultados la otra lo compensará.

Ya que no sabemos cómo actuará el cambio climático, sin con mucho más frío o mucho más calor, pero en cualquier de los dos casos, tendremos una empresa que sin duda mejorará su rentabilidad. Ésta es la importancia de diversificar.

Al hacer esto, nos aseguramos de que el nivel de riesgo en nuestro portafolio disminuya, sin que lo haga la rentabilidad promedio.

El mejor tipo de portafolio para un inversor con cierta experiencia (no digo que lo hagas cuando recién comienzas) sería el denominado “portafolio óptimo”, en el cual se encontrará un porcentaje de cada uno de los tipos de acciones diferentes transadas en la Bolsa de Valores.

Este portafolio disminuye el nivel de riesgo a niveles insospechables. De manera particular, es muy difícil de lograr un portfolio óptimo, pero una forma de lograrlo de forma más simple es invertir en un Fondo de Inversión. Invertir en este tipo de fondos, nos permite acceder, en forma compartida con otros inversores, a portafolios diversificados, ya que los Administradores del fondo siempre buscarán disminuir el nivel de riesgo y probablemente nos implique menos capital que si lo hiciéramos por nuestra cuenta.

La decisión es toda tuya

Como pudiste leer, solamente teniendo en cuenta algunos tips muy simples, como el hecho de diversificar, bajamos considerablemente el riesgo de nuestras inversiones, generándonos la tranquilidad que todos buscamos.

¿Vas a comenzar por un Fondo de Inversión o directamente por la Bolsa?