¿Quieres invertir en metales de moda?

Los metales componen una parte vital de los commodities, es decir, las materias primas que cotizan en bolsa. Representan a su vez un valor real que juega un papel importante en los mercados actuales, y muchos de estos, funcionan como indicadores de muchos inversores para saber el estado de la economía global.

¿Cuáles son los metales de moda?

Empecemos por el más conocido por todos: el oro. Este metal es el histórico respaldo del dinero en la mayor parte del mundo occidental durante la mayor parte de la época moderna. Los bancos centrales que no poseen oro en sus reservas quedan mucho más expuestos a la inflación.

El oro se mantiene al alza hoy día, y no parece que vaya a cambiar esta tendencia. Basta con observar los últimos movimientos de los bancos, que han subido en un 74% sus compras de oro respecto a 2017, lo que significa que están tomando medidas preventivas ante lo que puede ser una recesión económica global.

Si dicho evento llegase a suceder, el valor del oro se disparará, y si habías invertido en él, seguro te llevás una sonrisa, aunque el mundo este estallando a tu alrededor.

Por otro lado, tenemos a “el metal más odiado”; apodo que se le confirió a la plata. Aunque parece que está luchando porque se lo saquen. Este 2019 empezó bien para este metal, que ha conservado una tendencia alcista y parece que dejará de ser objeto de odio para los inversores, que cada vez que apostaban por él, no les daba buenos resultados.

¿Y si te digo que hay un metal que no para de crecer y ha superado el precio del oro? Existe, y es el paladio: sin dudas un metal de moda. El paladio se utiliza en las cadenas de producción de los vehículos modernos, para elaborar diversos componentes. No obstante, ha alcanzado un precio tan alto que es difícil creer que siga subiendo, pero no descartes la posibilidad. Así que tu mejor opción es seguirlo de cerca, y ver qué va pasando con su precio. Una caída estrepitosa puede significar una oportunidad de ingreso en las operaciones, pero cuidado, si sigue bajando vas a cavar tu propia fosa.

Cerramos esta lista con el cobre. Este metal ya pasó por su edad dorada, y aunque sigue siendo utilizado en grandes sectores de diversas industrias, ya esta encontrando otros reemplazantes. Sin embargo, el 2019 no esta pintando mal de momento, y el cobre ha seguido una tendencia alcista. Aunque en retrospectiva, si observamos su gráfico años atrás, su precio era incomparablemente mayor al que tiene hoy.

La decisión es toda tuya

¿Invertirás en metales o no? ¿Por cuál te inclinas?